ME ESTAFARON!! No era plata...

¿Cuántas veces hemos escuchado decir esta frase?, ¿por qué una joya de hermoso brillo puede opacarse o ponerse negra si era de plata?, en verdad, se trata mucho del cuidado que damos a nuestra joya y cuánto la exponemos al medio ambiente, químicos, entre otros.
Primero que nada, antes de comprar una joya de plata debemos confirmar que nuestro proveedor nos da las garantías necesarias para invertir, y no ser estafados... porque sí suele suceder. Normalmente el periódo de garantía es de seis meses a un año y debería incluir arreglos menores, que no ameriten el reemplazo de material por mal uso.

En el mejor de los casos, debería tener la posibilidad de acudir en forma inmediata a él. Hoy en día, la tecnología nos permite estar siempre conectados con el mundo, así que no debería ser problema para su proveedor atender su consulta inmediatamente.
El proveedor debe brindarle gratuitamente limpiezas periódicas a la pieza como parte de su mantenimiento y en estas ocasiones, aprovechará para aconsejarnos sobre su uso o si se requiere reemplazar alguna pieza que se haya desgastado.
Segundo, el PH de la persona que usa la joya dependerá en gran medida de cuánto dure nuestra joya con extra brillo. Un PH fuerte suele opacar e incluso poner negra una pieza de plata, en casos extremos. A continuación algunos tips que nos ayudarán a mantenerlas como el primer día de compra:

1.- Las joyas de plata y la playa no son amigas. La brisa marina, la sal del mar y el contacto con la arena, opacarán su brillo e incluso les ocasionarán serios rayones, que no se solucionan con una limpieza. En estos casos, es necesario desmontar la pieza y someterla a un proceso de pulido que sería sumamente costoso.

2.- Al lavarse las manos debe retirar primero los anillos y pulseras, porque el contacto con los químicos del jabón, antibacteriales, gel, shampoo, reacondicionadores, etc. hacen reacción en la pieza, en la mayoría de los casos. Ni que decir de los resultados en aquellas personas que optan por bañarse con la joya puesta.

3.- Otro elemento que puede ocasionar alguna reacción, es el contacto o roce con el tinte de cabello, pero una limpieza periódica soluciona este tema.

4.- Al guardar las joyas NUNCA debemos ponerlas todas juntas, enredadas, en el cofre joyero porque son el principal origen de los rayones y opacidad. Cada pieza debe guardarse individualmente en un paño suave. Lo más recomendable es mantenerla en el estuche de fábrica o en una bolsa de pana.

5.- El perfume es otro de los elementos que ataca la plata. Es cuestión sólo de costumbre, primero eche el perfume en zonas donde no irán joyas, luego espere 5 minutos y luzca sus joyas sin problema.

6.- Cuando vaya a ejercitarse, guarde sus joyas, el sudor las sobre expondrá al PH y la posibilidad de golpearlas las deformará por siempre.

7.- Han sucedido casos en que las joyas han hecho reacción al contacto con el cuero tales como casacas, accesorios, etc. Pero eso dependerá mucho del proceso de coloración al que fue sometido el cuero. Este problema se soluciona con una limpieza.
Siguiendo estos consejos su pieza de plata conservará sus cualidades iniciales, sin embarjo, una limpieza periódica cada tres meses es lo ideal para complementar estos consejos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario